Cinco formas en que el estilo real de Meghan Markle cambió en 2019

Patrimonio

imágenes falsas

El año pasado, Meghan Markle acababa de establecerse en su papel real. En sus compromisos, y especialmente durante su primera gira con el príncipe Harry, comenzaron a surgir los principios básicos de su estilo como duquesa: prefería joyas simples y delicadas; ella era fanática de los tonos neutros; no tenía miedo de mezclar modas a medida con prendas originales. E incluso desde el principio, Meghan sabía lo que podía hacer por una marca con solo usar una de sus piezas. Ella eligió salir en las etiquetas con una inclinación sostenible o ética, a menudo explotando sus ventas de la noche a la mañana.




Para cuando llegó 2019, los observadores reales sabían en gran medida qué esperar de la duquesa, pero el año pasado aún trajo algunas sorpresas de vestimenta. Aquí, cómo ha evolucionado el estilo de Meghan Markle en los últimos 12 meses.

Ella hizo un punto para volver a vestir trajes pasados imágenes falsas

Anteriormente, Kate Middleton era la duquesa conocida por comprar en su armario, pero este año, Meghan demostró que podía hacer lo mismo. Es posible que Meghan solo estuviera esperando hasta que acumulara una masa crítica de ropa aprobada por la realeza, para poder comenzar a sacarla nuevamente.






A principios de este año, después de que Meghan reciclara varios atuendos durante su visita y la del príncipe Harry a Sudáfrica, Christine Ross, la editora del blog de estilo real Meghan's Mirror, explicó a Pueblo País que los miembros de la realeza se vuelven a usar cuando 'quieren redirigir la conversación, y cambia esa conversación de la moda a la sustancia'.

Ella dominó el estilo de maternidad imágenes falsas

2019 fue un torbellino, dentro de los círculos reales y de lo contrario, es fácil olvidar que Meghan pasó los primeros cuatro meses del año embarazada. La duquesa abrazó el estilo de maternidad con gracia, seleccionando siluetas personalizadas y fluidas. Curiosamente, ella usaba piezas del departamento de maternidad relativamente raramente, en su lugar optó por ropa suelta de colecciones regulares y diseños a medida.




'Creo que todo se reduce a una mentalidad, especialmente entre algunos en la comunidad de la moda, de que la ropa de maternidad puede ser desaliñada o desaliñada', dijo Elizabeth Holmes, la periodista detrás de la popular serie de Instagram #SoManyThoughts sobre moda real. Pueblo País a principios de este año. 'Y creo que hay un cierto tipo de orgullo que algunas personas de la moda toman para poder evitar la ropa de maternidad por completo'.

Ella llevaba más diamantes imágenes falsas

El dedo anular de Meghan obtuvo una mejora seria en 2019. Primero debutó su anillo de compromiso, una pieza personalizada con un diamante originario de Botswana y dos piedras más pequeñas de la colección de la princesa Diana, en 2017, pero Pueblo País dio la noticia de que lo había rediseñado este verano. Según los informes, el príncipe Harry trabajó con el joyero Lorraine Schwartz para hacer el nuevo anillo de eternidad de Meghan (una banda con diamantes en todos los lados) y cambiar el tamaño y restablecer su anillo de compromiso con nuevas piedras. La duquesa debutó por primera vez con sus joyas actualizadas en el desfile de Trooping the Color.




Ella eligió a los diseñadores cuidadosamente WPA PoolGetty Images

Incluso el año pasado, Meghan entendió claramente cómo enviar un mensaje con su ropa, pero en 2019, dominó la técnica. En su viaje a Sudáfrica, llevaba un vestido hecho éticamente en Malawi y un brazalete de caridad que deletreaba 'justicia'. También vestía un montón de ropa extravagante de Everlane y J.Crew.




Sin embargo, su verdadero momento de genialidad sartorial se produjo cuando ella y el príncipe Harry presentaron al bebé Archie en una sesión de fotos en el Castillo de Windsor. Algunos pensaron que optaría por una pieza de su diseñadora elegida, Claire Waight Keller de Givenchy; otros predijeron un guiño al estilo post-bebé de la princesa Diana. Lo que eligió sorprendió a todos: un sencillo vestido de trinchera, de Grace Wales Bonner.

Wales Bonner es un joven diseñador muy famoso, que a menudo difumina las líneas entre el arte y la moda. También es conocida por interactuar con la diáspora africana, inspirándose en artistas como el novelista Ishmael Reed, el escritor nigeriano Ben Okri, el artista James Hampton y los acólitos de Harlem del siglo XX.

Ver a Meghan, una mujer birracial, y su madre, Doria Ragland, abrazados por la Casa de Windsor se convirtió en un símbolo en 2018, cuando ella y Harry se casaron. Al ver a la duquesa ahora salir con Archie, un bebé real de raza mixta, vestido con diseños de Grace Wales Bonner, fue difícil perder el mensaje.

Ella hizo su propia ropa WPA PoolGetty Images

Antes de su época como miembro de la realeza, Meghan había experimentado con el diseño de moda, ayudando a crear ropa para el minorista canadiense Reitmans, pero 2019 marcó su primera colección por una causa. La duquesa notó que su patrocinio Smart Works, una organización benéfica que ayuda a preparar a las mujeres desfavorecidas para el mercado laboral, a menudo no tenía una selección ideal de prendas para prestar para entrevistas.




Entonces, con un poco de ayuda de los veteranos de la industria de la moda, incluida su buena amiga Misha Nonoo, Meghan diseñó una colección cápsula de ropa de trabajo, que se vende a precios accesibles. Por cada artículo comprado, uno fue donado a Smart Works; En 10 días cortos, la iniciativa había proporcionado a la organización benéfica ropa profesional por un año.

La duquesa usó piezas desde la línea hasta el evento de lanzamiento, y los observadores reales no se sorprenderían si continúa usando prendas de su propia colección de vez en cuando. Las piezas representan una gran parte de la filosofía de vestir de Meghan: que la ropa tiene poder.